03
MAR
2020

Cómo saber cuánta electricidad consume mi vivienda

 

¿COMO PUEDO SABER CUÁNTA ELECTRICIDAD CONSUME MI CASA? 

Electricidad casa

Cuando recibimos las facturas del consumo energético en el hogar, podemos preguntarnos de dónde viene el cálculo o cómo las empresas estiman los precios.

Las cartas que las compañías nos envían por correo llegan a ser incomprensibles en la mayoría de ocasiones. Por ello, conocer la fórmula que emplean para el cómputo total puede servirnos, no solo para ahorrar en las facturas, sino también para incorporar una rutina ecológica y responsable con el medio ambiente en nuestra vivienda.

El consumo eléctrico de una vivienda viene de la suma del gasto de luz de todos los aparatos conectados a una terminal eléctrica. Esto es, que todo lo que esté conectado a un enchufe gasta recursos, incluso cuando se encuentran en desuso. Por ejemplo, las lavadoras, pese a que se encuentren en modo stand by, es decir, no están en funcionamiento, siguen incrementando nuestra factura, aunque no de la misma forma porque no emplea el mismo nivel de potencia.
El dato de facturación en el consumo de nuestra vivienda se extrae de los contadores, equipos que miden la energía eléctrica de todos nuestros aparatos. En este sentido, para saber de qué se compone nuestro recibo de luz, hay que tener en cuenta una serie de consideraciones:
  • En primer lugar, el gasto directo de todos nuestros aparatos, que se mide en kilovatios por hora (kWh). Esta cantidad la sabremos al multiplicar nuestro consumo por el precio del kWh. Es evidente que dependiendo de la tarifa, el precio puede variar. Aun así, se estima que el importe del kWh ronda los 0,14 euros.
  • Como bien reseñamos antes, la potencia a la que se exponen nuestros aparatos en determinados momentos del día, incrementará la factura. Este valor puede variar dependiendo de las necesidades. Una vivienda media tiene instalada una potencia de 5.75 kWh.
  • Por supuesto, en nuestros recibos de luz viene incluido el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) del 21% en la cantidad a pagar por los consumidores.
  • También es probable que la factura incremente con unos pequeños gastos adicionales que se suman, como pueden ser el alquiler del contador o los impuestos sobre electricidad.
Una vez comprendidos estos aspectos, es necesario tener en cuenta cuáles son los aparatos eléctricos que tenemos en nuestras viviendas y cuáles consumen más, para de este modo, ahorrar en la próxima factura de la luz:
  • Calefacción: Gasta una media de 5.172kWh. Por esta razón es muy importante moderar el consumo y encenderla en casos de necesidad.
  • Electrodomésticos: Incluso cuando no los estamos usando, también consumen, puesto que deben mantenerse conectados a la electricidad para funcionar. Emplean un valor aproximado de 1.924 kWh.
  • Agua caliente: Con una media de 1.877 kWh, el gasto llegaría a costar anualmente unos 266 euros si calentamos con termo eléctrico; con una caldera de gas, el consumo disminuye y el precio rondaría los 95 euros por año.
En cualquier caso, a día de hoy, gracias a la tecnología, podemos obtener en tiempo real un desglose completo de todo el gasto que llevamos hasta la fecha antes de que llegue a nuestra vivienda. Las empresas disponen de aplicaciones móviles donde informan sobre el consumo energético, con el propósito de que los clientes puedan hacerse una idea de la cantidad de dinero que pagan. De este modo, a los usuarios pueden hacer cálculos cada cierto período de tiempo para ahorrar dinero antes de que sea demasiado tarde o de tener que esperar al siguiente recibo. También es una buena forma de contribuir a un uso responsable y medioambiental de los recursos.

 

 


 
Estos consejos son ofrecidos por GIL STAUFFER
Sobre el autor
Grandes Soluciones es el Blog de Gil Stauffer, empresa dedicada a transporte internacional, mudanzas, guardamuebles y embalajes desde 1905. http://www.gil-stauffer.com/

Dejar Comentario

*

captcha *