18
JUL
2013

¿Y AHORA DÓNDE LO GUARDO?

 
Blanca y Ernesto no saben qué hacer con las cosas del bebé que ya no utilizan. Están intentando aumentar la familia pero, por ahora, no necesitan ni la cuna, ni el cambiador, ni el carrito, ni los cientos de bodies, camisetas y ropa que acumulan esperando al segundo. Algo parecido le pasa a Martín. Pero el motivo es bien distinto. Se acaba de separar y ahora ha vuelto a casa de sus padres. Espera que sea provisional pero, mientras, no sabe qué hacer con los muebles que le han tocado en el reparto con su ex. Para colmo, se ha quedado con lo más “pequeño”: la mesa del salón con 8 sillas de madera maciza, la cama de 2 por 2 con canapé incluido, sin olvidar la televisión de 50 pulgadas que se empeñó en comprar para ver los partidos del Mundial.
Yo puedo con todo” es un negocio que se acaba de poner en marcha. Organiza eventos en jardines y en casas particulares que no cuentan con material ni mobiliario para meter en casa de golpe a 100 personas o más. Ya tienen pensadas las sillas que quieren comprar, las mesas, las carpas por si sale mal día, las neveras para la bebida, incluso un amigo que se encargará de la música y la ambientación. Necesitan un pequeño escenario, y no deben olvidar todo lo que tiene que ver con la vajilla. Rentabilizan la inversión con unas cuantas fiestas que tienen a la vista pero el horror les ha entrado al pensar… ¿qué hacemos luego con todo esto? No tenemos almacén y mi casa es diminuta.
Los tres casos tienen la misma solución. Llamar a GIL STAUFFER y pedirles presupuesto para sus Guardamuebles. Tienen un servicio de almacenaje que se adapta como un calcetín a las necesidades de cada cliente. Acotan tu espacio y, si lo prefieres, puedes solicitar estanterías, y cuentan con un servicio de vigilancia las 24 horas del día, 365 días al año. Ya sé lo que estás pensando. ¿Y si un día necesito alguna de las cosas que he guardado? La supertelevisión, para ponerla en el salón de los padres de Martín, o solo una parte del mobiliario para uno de los eventos que organiza “Yo puedo con todo”. Pues no pasa nada. Porque te permiten acceder incluso en fin de semana.
Si tus objetos personales son delicados o de valor, también cuentan con todas las medidas necesarias para mantenerlos a salvo. Incluso si se trata de un vehículo de época o de equipos informáticos. Y si lo que te preocupa son las polillas, la carcoma o cualquier otro bichejo, tampoco debes preocuparte, porque cuentan con un exhaustivo control de higiene que acaba con todo lo que no iba incluido en tu espacio. Casi dan ganas de reservar un hueco para uno de esos días en los que quieres perderte del mundo. Pero, por el momento, creo que no cuentan con servicio guardapersonas… Lástima.
Sobre el autor
Grandes Soluciones es el Blog de Gil Stauffer, empresa dedicada a transporte internacional, mudanzas, guardamuebles y embalajes desde 1905. http://www.gil-stauffer.com/

Dejar Comentario

*

captcha *