Hoy en día, cada vez son más las situaciones que nos generan stress y nerviosismo. La incertidumbre ante los cambios que se suceden en nuestra vida suele encabezar la lista de las situaciones que nos provocan ansiedad. Entre esos cambios se encuentran las mudanzas, y es que mudarse se ha convertido en una de las situaciones que más stress nos generan a lo largo de nuestra vida: el agotamiento físico, el cansancio mental y los altos niveles de incertidumbre ante el cambio son los detonantes.

Sin embargo, siempre, ocurra lo que ocurra en nuestra vida hay que buscar el lado positivo. En el caso de una mudanza, piensa en las ventajas que te va a ofrecer el nuevo vecindario, la posibilidad de conocer nuevos vecinos, una casa más acogedora, más económica etc…Es importante ver esta situación cómo una oportunidad de crecimiento que deja atrás el pasado y abre la puerta a nuevas y positivas experiencias.

Esperar al camión que va a recoger nuestras pertenencias es uno de los momentos que más nerviosismo producen durante el proceso de la mudanza, pero hay que mantener la calma y pensar que pueden ocurrir incidentes ajenos a la empresa que va a realizar la mudanza; por ejemplo atascos, calles cortadas, manifestaciones, huelgas, accidentes, etc. No obstante si el camión se retrasa, lo mejor es contactar con la empresa con la que se ha contratado el servicio para comprobar que no hay incidencias graves y, por ejemplo se trata de un simple embotellamiento de tráfico, de tal manera que a partir de ese momento lo mejor es utilizar técnicas de relajación:

La respiración profunda: Realiza respiraciones profundas diafragmáticas, esto te ayudará a calmarte gracias a una señal que envía nuestro cerebro, a través de esta respiración, a nuestro cuerpo que le ordena relajarse.

Túmbate y con los ojos cerrados y trata de concentrarte en esa respiración diafragmática, intentando poner la mente en blanco y dejando pasar los problemas sin darles importancia.

• Si conoces algún ejercicio de Yoga o Taichi, es un buen momento para realizarlo.

• Prepárate una infusión de tila o mezcla unas gotitas de valeriana en un vaso de agua. Te ayudará a estar más tranquilo.

En cualquier caso, una empresa de calidad siempre nos dará respuesta y solucionará los problemas de una u otra forma, por ejemplo, enviando otro vehículo en caso de avería o comunicándonos otra hora aproximada de llegada debido a los percances que han sufrido. En Gil Stauffer solemos indicar a nuestros clientes que el horario previsto de llegada del camión es entre las 8:30 y las 9:30. En cualquier caso siempre puedes comunicarte con nosotros en nuestra oficina central o en la delegación dónde ha contratado su mudanza.