18
DIC
2014

MUDANZAS: CONSEJOS SOBRE LOS SEGUROS EN LAS MUDANZAS

 

CONSEJOS SOBRE LOS SEGUROS EN LAS MUDANZAS

A la hora de contratar una mudanza, una de nuestras inquietudes puede ser desconocer hasta qué grado estamos cubiertos si, ocasionalmente, ocurriesen desperfectos. Esta es una de las ventajas de contratar una empresa de mudanzas profesional, pues te ofrecerán pólizas de seguro para cubrir riesgos fortuitos sobre tus pertenencias. Sin embargo, si contratas una empresa ilegal o de escasa solvencia, ya puedes olvidarte de tener cualquier tipo de cobertura.
Ten en cuenta que, por lo general, el seguro de tu vivienda no cubre los traslados en las mudanzas, así que es muy recomendable contratar un seguro aparte. Ahora bien, conviene informarse bien sobre los distintos tipos de pólizas que puedes contratar y cuál es la que te ofrece tu compañía.
  • Seguro de Responsabilidad Civil:  La ley obliga a las empresas de mudanzas a contratar este seguro, así que asegúrate de que la empresa que contratas dispone de él. Este seguro cubre los desperfectos que puedan ocasionarse en los bienes inmuebles (arañazos en la pared, daños en el ascensor de la vivienda, desperfectos en el suelo, el portal, etc.) y suele cubrir hasta 400.000€. Cabe destacar que este seguro no cubre ninguna de tus pertenencias personales y que, en caso de que ocurra algún imprevisto en la vivienda, el cliente asumirá la cuantía inicial de 300€.
  • Seguro de transporte: Para desperfectos que se puedan ocasionar a tu mercancía durante el transporte de una vivienda a otra.  Suele cubrir hasta los 40.000€ y no se le cobra ningún gasto extra al cliente. En caso de que te tengan que indemnizar, tu pagarás los primeros 90€ y el resto será asumido por la empresa de mudanzas. Pero el detalle más importante que debes conocer es que, en esta modalidad, las compañías de seguros tasan por peso. Un precio habitual suele estar en los 4.5€ por kg., lo que resulta en la mayoría de los casos insuficiente y suele provocar la sorpresa y el enfado por parte del asegurado. Pongamos un ejemplo: Si tu ordenador valorado en 2.000€ sufre algún daño, la compañía de seguros te ofrece  entre 4.5€ y 9€ dependiendo del peso, ya que difícilmente sobrepasará el kilo y medio. Por ello se recomienda el seguro específico.
  • Seguro específico: Permite que asegures tus enseres en base a su valor actual de mercado, en lugar de respecto a su peso. Deberás proporcionar a la empresa de mudanzas una relación con el valor actual de cada pieza o en su defecto, con el valor de compra y el año de adquisición. Especialmente en lo referente a la tecnología, este valor disminuye en cortos espacios de tiempo.
Además, pueden ofrecerte diversas primas para tu mudanza, así que es conveniente informarse bien de la cobertura exacta que estamos contratando. Un ejemplo podría ser éste: Del valor total de su mercancía, el cliente pagará un 1% para la contratación del seguro. Es decir, si has valorado tu mercancía en 9.000€, tu pagarás 90€  en concepto de seguro al contratar tu mudanza; pero en caso de que ocurra algo, tus enseres estarán cubiertos por su valor real.
En cualquier caso, es importante informarse bien sobre las condiciones e imprescindible cumplimentar y firmar el documento Relación Valorada junto al contrato de mudanza, si pretendes luego tener la cobertura coherente con la prima que has pagado. Por ejemplo, si el propietario de un coche con seguro obligatorio tiene un golpe sin contrario, no puede pretender que la compañía de seguros le cubra como si tuviera su coche asegurado a todo riesgo. Pues bien, en las mudanzas ocurre lo mismo: Si no contratas cobertura específica en base al valor declarado, no puedes pretender estar cubierto a nivel superior al riesgo contratado. Esto quiere decir que es muy importante reflejar una valoración real para no caer en la posibilidad de infraseguro, pues existen casos en los que por intentar ahorrar en el momento de la mudanza, se declaran valores inferiores sobre los enseres, pero las compañías de seguros sólo indemnizan en base a la prima contratada y al valor declarado en cada póliza específica.
Hay que tener en cuenta también que, si una vez realizada la mudanza detectas cualquier incidencia, tendrás que seguir las premisas que marcan las aseguradoras y que habrá unos plazos de recepción de documentos, estudio de los detalles, peritajes ocasionales, posibles franquicias  y/o ciertos trámites específicos y gestiones que implementar  para solucionar el caso.
Otro aspecto a destacar es el seguro de los vehículos que viajan junto con la mudanza, pues normalmente el seguro de nuestro coche no cubre el transporte en las mudanzas. En este sentido, al parecer, ninguna empresa de mudanzas tiene seguro de cobertura para el transporte de vehículos de sus clientes, salvo Gil Stauffer, que ofrece este valor añadido.
De cualquier manera, lo más importante es recurrir siempre a empresas profesionales que te ofrezcan seguridad y un background de experiencia solvente para poder ofrecerte la información correcta y la cobertura que más se ajuste a tus necesidades.

 

 

Sobre el autor
Grandes Soluciones es el Blog de Gil Stauffer, empresa dedicada a transporte internacional, mudanzas, guardamuebles y embalajes desde 1905. http://www.gil-stauffer.com/

Dejar Comentario

*

captcha *

Sitio web optimizado por: Posicionamiento en Google
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: Wordpress modo mantenimiento