Con la llegada de las bajas temperaturas y la subida de los precios del gas, mantener una temperatura de confort en tu hogar sin llevarse sustos a final de mes es toda una odisea.  Por ello, esta semana os dejamos unos consejos para sacar el máximo rendimiento a tu calefacción:

 

  1. Termoestato: contar con un termoestato es fundamental para regular la temperatura y programar la calefacción de acuerdo a tus necesidades. Lo ideal es una temperatura de 21°C y que por la noche y en los periodos cuándo no estás en casa permanezca apagada. Puedes programarla una hora antes de llegar a casa para que cuándo llegues tu hogar esté caliente
  2. Purga de radiadores: de un invierno a otro los radiadores suelen coger aire es necesario por tanto, purgarlos una vez al año para que usen toda su potencia.
  3. Invierte en una caldera de condensación y substitúyela por la vieja. Es una inversión pero estas calderas logran una mayor eficiencia energética y pueden suponerte un ahorro de 200€ al año en las facturas de consumo.
  4. Cortinas: las ventanas y las puertas de cristal son la escapatoria del aire caliente, lo mejor es taparlas con cortinas, cuánto más gruesas mejor.
  5. No pongas muebles delante de los radiadores: esto hace que el calor se bloquee y no llegue del todo a la habitación aunque si tu vivienda cuenta con techos altos, sí que puedes poner muebles encima, por ejemplo una repisa para evitar la elevación del aire.
  6. Paneles reflectantes: para frenar la pérdida de calor de los radiadores puedes colocar un panel reflectante por su parte trasera y evitar así que el calor se filtre por la pared y se refleje con mayor fuerza en las superficies a aclimatar. Con esta medida puedes ahorrar hasta un 20% de energía.