Maleta perfecta: Cómo organizarla para cada ocasión

¿Te vas de viaje?:

A todos nos ha ocurrido alguna vez:  Fin de semana fuera de casa, plan sencillito y… tres maletas. ¡Un verdadero lío! Los más viajeros pueden ofrecer una serie de consejos que nos van a servir para todos los planes o motivos que nos lleven a iniciar un viaje. Toma nota:
  1. Puede sonar a demasiado minucioso, pero siempre es conveniente tener a mano un bolígrafo y un papel. Escribir una lista es de mucha ayuda. Apuntar todo lo necesario parece obvio, pero nos hará visualizar perfectamente qué nos falta y ¡ojo! qué nos sobra.
  2. ¿Dónde vamos? Aunque nuestro destino sea ir, por ejemplo, a la playa, puede ser que nos llueva un día. Pero esto no tiene que suponer que metamos en la maleta un desfile de ropa de invierno por si acaso. Vale que tenemos ese abrigo nuevo o ese jersey tan chulo que nos acaban de regalar, pero no deberían ser compañeros de viaje. Puede que uno, pero ya.
  3. ¿Cuál es el plan? Si repasamos los días que vamos a estar fuera, no está de más agendar las cosas que podemos hacer. Esto significa que si hay una cena formal, un evento, o algo que nos obligue a llevar algo diferente, habrá que meterlo en la maleta. Pero podemos probarnos en casa y decidir antes de viajar. Nada de llevar tres modelitos a ver cuál me pongo ese día.
  4. Un vistazo general:  Nada de meter las cosas en la maleta por impulso. Lo ideal es colocar todo lo que nos vamos a llevar sobre la cama para visualizarlo antes. ¿El orden? Muy fácil; siempre así: Calzado, cinturones, complementos, neceser y luego, la ropa.

La maleta: El tamaño importa

  1. Comodidad: Si nuestro viaje va a obligarnos a movernos de hotel en hotel, de ciudad en ciudad o de transbordo en transbordo, intentemos usar maletas grandes para que sean menos unidades y llevar una mochila con lo imprescindible (ya sabéis que a veces las maletas viajan a “otros destinos”…).
  2. Medio de transporte: Las restricciones de equipaje en los aviones pueden hacer que nos llevemos una sorpresa a la hora de facturar y que nuestro viaje se encarezca más de lo previsto. Aquí tienes una guía práctica de qué tipo de maletas nos permite cada compañía. Casi todas nos permiten hasta 23 kilos por maleta aunque, por ejemplo, RyanAir lo rebaja a 20.
  3. Material: Respecto a si usar maleta dura o blanda, ahí van dos claves: La dura protege más lo que hay en el interior, pero suele pesar más y la blanda es más generosa si necesitamos llenarla más… Tú mismo.

Más trucos y consejos:

  • Los zapatos en bolsas.
  • Podemos utilizar el interior de los zapatos o los huecos que quedan en las bolsas para guardar complementos, cables de teléfonos, gadgets, etc.
  • ¡Ojo con los productos de aseo que llevemos en el equipaje de mano!
  • Si viajas en pareja repartid la ropa de ambos en dos maletas, así si se pierde una, el mal será menor.
  • A la hora de comprar maletas, sé original. Busca alguna que no sea de colores “populares” para así diferenciarla mejor cuando llegue ese momento temible de recoger el equipaje, o bien, ponle un lazo o un distintivo que se vea bien para diferenciarla de las demás.
  • Deja algo de hueco en tu equipaje, porque al final, algo comprarás.
  • Y, por último, deshaz la maleta en el momento que llegues a destino. Así las vacaciones empezarán en ese mismo instante.

¿ Tienes que hacer una mudanza?

Aparte de los viajes, otra situación en la que es necesario hacer una maleta perfecta es el día que tenemos que hacer una mudanza. Ésto es lo que debes incluir en tu mochila o maleta de mano:
  1. Pequeño neceser incluyendo: cepillo y pasta de dientes, peine y demás objetos de aseo.
  2. Pijama, muda y calcetines.
  3. Ropa para el día siguiente
  4. Documentos personales importantes (DNI, pasaporte, libro de familia, escrituras, etc), dinero y objetos de valor. Estos enseres nunca deben de viajar con la mudanza.