Cada vez son más las personas que se deciden a cambiar sus bombillas tradicionales por las de LED debido a sus numerosas ventajas. Y como en Grandes Soluciones siempre queremos aconsejarte y proponerte las mejores alternativas para llegar a fin de mes de una manera más desahogada, te explicamos por qué la iluminación LED es la mejor manera de reducir la temida factura de la luz.

Según una encuesta de Evaluación Global de Electricidad en 2014, España se situaba en el quinto lugar en relación al precio que cuesta mantener los hogares calientes e iluminados de un total de 18 países. Para ser un país cálido y con muchas horas de sol al día esta posición no refleja, precisamente, un precio justo para los consumidores.

 Pero, ¿cómo podemos encarar un gasto tan alto y a la vez tan necesario?

Según un estudio realizado por la asociación de consumidores Facua, el usuario medio español paga 76,01€ mensuales por la luz – 382,80 euros más al año que en 2004 – basado en una potencia contratada de 4,4 kW y un consumo de 366 kWh mensuales. Además, desde 2004, el precio del kW de potencia contratada ha aumentado un 154,5%, y ha pasado de 1,75€ (1,44€ más los impuestos indirectos) a 4,46€ (3,50€ más dichos impuestos).

Sin duda, las compañías seguirán incrementando el precio a los consumidores, los cuales, en su mayoría continúan optando por las bombillas tradicionales las cuales son ineficientes ya que usan un 85% de energía en producir calor en lugar de luz.

 ¿Estoy usando bombillas tradicionales?

Cuando hablamos de bombillas tradicionales nos referimos a aquellas inventadas por Thomas Edison, hace ya unos 133 años. La Comisión Europea, velando por la reducción del consumo de energía, propuso en 2012 eliminar la fabricación de este tipo de bombillas con el objetivo de sustituirlas por opciones más eficientes y sostenibles. Aun así, puede que sigas encontrando las últimas unidades en diferentes puntos de venta. Sin embargo, ten en cuenta que, a pesar de su reducido coste, estas bombillas te producen un alto e innecesario gasto en tu factura de la luz.

¿Qué opciones tengo?

Desde que la UE movió ficha, numerosas marcas han hecho hincapié en lanzar bombillas incandescentes mejoradas y bombillas de bajo consumo. Sin embargo, no recomendamos ninguna de las dos opciones ya que, en el caso de las primeras, sólo reducen un 20%; y en cuanto a las de bajo consumo tienes que esperar minutos hasta conseguir una buena calidad de luz en tu estancia.  Pero aún hay una alternativa eficiente y que aporta una luz de calidad: el LED.

 Las bombillas de LED son todo beneficios

Aunque a priori una bombilla de LED te cueste el doble, no olvides verlo como una inversión, ya que en sólo 3 meses te estará reportando ya no sólo su propio gasto, sino que además te ahorrará hasta un 85% de energía, y por ende un ahorro monetario importante.

Te ponemos un ejemplo, si en tu casa dispones de 26 dispositivos que estén funcionando con LED, al cabo de un año ahorraras aproximadamente 1.100€, interesante, ¿verdad? Ahora multiplícalo por 10 años: ¡ahorrarías hasta 11.000€! Es simplemente, un plan perfecto.

Entre otros beneficios, no menos importantes, encontrarás que el LED:

  • Conlleva un coste CERO en reemplazos de tus bombillas de por vida: la vida del producto asciende hasta 50,000 horas de uso.
  • Mejoras en los niveles de iluminación en tus estancias: y con muchas alternativas con las que jugar (luz fría, cálida, multicolor, regulable…)
  • Productos resistentes al impacto, la vibración y a malas condiciones ambientales.
  • Proteges el Medio Ambiente: están libres de mercurio, radiaciones UV y efecto de Strobscopic

Y ahora, sabiendo todo esto, ¿de verdad no te vas a pasar al LED? ¡Aprovecha una mudanza para realizar este cambio!