Hoy en  día comprar una casa en subasta es mucho más asequible que en otros momentos debido a que el mercado inmobiliario se encuentra en quiebra. La Administración Pública es la que posee gran parte de las edificaciones en subasta de España. Estos edificios fueron alquilados por particulares y hoy en día están embargados por una deuda con la Administración y se encuentran vacíos.

Así que, si estás pensando en comprarte una casa en subasta, lee los consejos que te ofrecemos desde Grandes Soluciones.

  •  Antes de nada tenemos que saber cuáles son los organismos que realizan subastas públicas, entre ellas: la Seguridad Social, la Agencia TributariaCorreos, el Ministerio del Interior o el de  Hacienda
  • Si alguna vez te has preguntado si puedes acudir a una subasta de inmueble, por supuesto que sí, puede acudir todo tipo de persona física o jurídica siempre y cuando no hayan solicitado o estén en curso de disponer una casa, hayan sido declaradas insolventes en cualquier procedimiento, estén sujetas a intervención judicial o hayan sido inhabilitadas.
  • Es necesario que nos acerquemos hasta las oficinas para apuntarnos a la puja y así poder preguntar qué tipo de documentación es necesaria. Normalmente se debe entregar el DNI del pujador, los datos del inmueble por el que se quiere pujar y el importe de la oferta. El lugar de las pujas suelen ser público y cada organismo las establece según su disposición de fecha, hora y lugar.
  • Una vez que sepamos esto no debemos ponernos a pujar como locos. Nos tenemos que “documentar” sobre los diversos tipos de inmueble que existen y cuáles son los que más se acercan a nuestras necesidades y se ajustan a nuestro presupuesto, ya que los precios de estas casas son muy variados desde millones de euros hasta unos cuantos de miles.
  • No solo se paga cuando vas adquirir el inmueble sino que hay que tener en cuenta que también hay que hacer un desembolso y dejar una señal sobre el precio mínimo de la venta, cada institución tiene un porcentaje diferente por lo cual es recomendable ver qué porcentaje de pago nos interesa más. Aunque terminada la subasta, se devolverá la fianza salvo al mejor postor.
  • Para finalizar, un dato que hay que tener en cuenta es que cuando la puja del inmueble haya sido adjudicada, no hace falta pagar en el momento. Simplemente en el plazo de dos meses el comprador debe tener el dinero necesario para completar el pago al que se debe descontar la fianza. Además de pagar Impuestos de Transmisiones Patrimoniales(ITP) y el de los Actos Jurídicos Documentados(AJD). Aproximadamente, estos gastos incrementarán el precio final en un 10%. De modo que, si estás pensando en comprar una casa en subasta ten en cuenta todos estos consejos que te ofrecemos.