22
MAY
2015

Expatriados: recomendaciones para vivir y trabajar en Australia.

Australia, situada en el continente de Oceanía, es el sexto país más grande del mundo con una superficie de 7.686.850 km². Sin embargo, es un país muy despoblado: 20 millones de habitantes lo convierten en un territorio con una densidad de población de 2,6 habitantes por km²; la más baja del mundo. Es en las ciudades del litoral: Sídney, Melbourne, Brisbane, Perth, Adelaida y la capital Canberra, se concentra el 90% de la población.

Australia es uno de los países con menores tasas de desempleo con tan solo un 5 % de paro.  Este país puede ser una buena opción para profesionales que estén buscando empleo en cualquier sector e incluso el Gobierno australiano ha publicado una lista con los sectores que más profesionales demandan, entre los que destacan principalmente el sector de la minería, motor económico del país; pero también el turismo, la construcción, o el sector sanitario. También se están demandando muchos expertos con formación económica tales como contables o administrativos; e ingenieros/as, profesores y psicólogos. Pero no solo hay ofertas de empleo de alta cualificación, también  en oficios tradicionales hay una bolsa de trabajo para carpinteros, pintores, herreros, electricistas, mecánicos y fontaneros.

No obstante, pese a la gran oportunidad que representa, los españoles no somos la nacionalidad ideal para entrar en el país como expatriados ya que Australia nos pone muchas trabas para conseguir el visado de trabajo. Por ello, lo ideal para trabajar allí es buscar trabajo desde España para conseguir que una empresa se fije previamente en ti y te patrocine. También puedes optar por conseguir un visado de turista o uno de estudiante (que limita las horas de trabajo), pero tienen un coste elevado e implican un gran proceso burocrático.

Otra opción, quizás la más viable, es conseguir un visado Skilled migrant; aunque no es fácil ya que implica homologar tu titulación en Australia y dependiendo de las necesidades del país te ponen más o menos trabas. Además es necesario un dominio absoluto de inglés, incluyendo pasar el test IELTS en muchos casos; que por otro lado es algo imprescindible para cualquier puesto allí, aunque para trabajar en el sector servicios el nivel de exigencia es más bajo y podría valerte con el FIRST.

Pese a la barrera idiomática y fronteriza que nos imponen a los españoles hay que señalar que merece la pena intentarlo por las altas remuneraciones que ofrece este país. En Australia el salario mínimo es de unos $16 por hora (más de $600 por semana),  lo que se traduciría con la tasa de cambio actual (0.7$/1€) en unos 430€ brutos semanales. Si eres una persona con una alta cualificación, dominas el inglés y consigues un visado puedes alcanzar sueldos de $30-40 por hora. Si no tienes un título universitario pero dominas el idioma podrías optar a un salario mínimo de $20-25 por hora. Existen webs especializadas para cada profesión que pueden ayudarte a encontrar la oferta que más se ajuste a tu perfil profesional.

Eso sí, es un país con un nivel de vida elevado. Compartir casa te puede suponer un coste semanal de unos $150-200 por habitación; un apartamento de habitación única son 300-400 dólares australianos por semana  y el coste de una casa supera los $500 semanales. En función de la zona, podrás encontrar opciones más o menos asequibles.

Cabe destacar que Australia es un paraíso en cuanto a civismo. De hecho, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) publicó el pasado octubre que el mejor país del mundo para vivir es Australia, por delante de Noruega, Canadá o Suecia. En concreto la mejor ciudad del mundo para vivir es Canberra debido al acceso a la salud, la seguridad pública, el medio ambiente o la educación, entre otros.

El sistema de salud es excepcional pero los extranjeros no tienen derecho a la asistencia sanitara pública, por lo que será necesario contar con un seguro privado.

En cuanto a turismo, Sídney es la ciudad más visitada al contar con algunos de los sitios más visitados tales como la Ópera de Sídney  o el Sydney Harbour Bridge. Aunque existe un gran patrimonio cultural en todo el país.

Algunas curiosidades son:

  • Los primeros europeos que vivieron en Australia fueron presos
  • Los australianos llaman a los británicos pommies, ya que el país fue una colonia-cárcel del Reino Unido desde 1787 a 1868 y POME (Prisioners Of Mother England) eran las iniciales que llevaban los uniformes de los convictos.
  • El centro de Australia es prácticamente desértico
  • Por cada australiano existen aproximadamente dos canguros (unos 40 millones de canguros)
  • Los aborígenes australianos son tan sólo el 2% de la población. Sin embargo, existen más de 400 pueblos aborígenes australianos, cada uno con rasgos culturales diferenciados y una localización geográfica propia.

 

Si te has quedado con ganas de más Australia, puedes escuchar el podcast de Expatriados en Primera Hora de Gestiona Radio.

Foto: www.australasiaviajes.com 

Gil Stauffer lleva 110 años moviendo vidas de continente en continente: si vas a dar el paso definitivo, ¡Solicita presupuesto para tus mudanzas internacionales con los mejores profesionales!

 

Sobre el autor
Grandes Soluciones es el Blog de Gil Stauffer, empresa dedicada a transporte internacional, mudanzas, guardamuebles y embalajes desde 1905. http://www.gil-stauffer.com/

Dejar Comentario

*

captcha *

Sitio web optimizado por: Posicionamiento en Google
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: Wordpress modo mantenimiento