10
AGO
2016

Expatriados: Embajada y Consulado, ¿cuándo acudir a ellos?

En algunas situaciones, cuando pensamos en mudarnos al extranjero tenemos ciertas inseguridades sobre lo que nos pueda ocurrir y cómo solucionar los problemas que podamos tener en nuestro nuevo país. Muchas veces, por falta de información, no caemos en la cuenta de que en la mayoría de países existen lugares de representación de nuestro país de origen que nos pueden aconsejar y ayudar en muchas de nuestras dudas y situaciones. Por ello hoy vamos a aclarar las diferencias entre embajada y consulado y cuándo debemos acudir a cada uno de ellos.

  • Embajada

Es la representación oficial de un país en otro anfitrión. Ejerce las relaciones diplomáticas entre un gobierno y otro y entre sus funciones destacan: promover la cultura, economía y tradiciones de su país en el anfitrión, organizar visitas de estado y preparar tratados e informar a su gobierno de todo lo que sucede en el país en relación a eventos relevantes políticos, económicos, sociales y militares. En general, trata de velar por los beneficios e interés de su país en el país de residencia. El territorio que ocupa una Embajada se considera propiedad del país al que esta representa y solo hay una sede en cada país, normalmente situada en la capital.

  • Consulado

Se trata de la representación de la administración pública de un país en otro receptor, es decir, una dependencia del Ministerio de Asuntos Exteriores. Sus principales tareas están enfocadas a los expatriados y compatriotas que se encuentran en dicho país, entre ellas están la gestión de visas y pasaportes y otros documentos oficiales, supervisión de la legitimidad de los procedimientos judiciales, transcripción de nacimientos, defunciones y accidentes que ocurran en el extranjero y prestación de asistencia y ayuda económica a los ciudadanos de su país en situaciones de emergencia y encarcelamiento. En algunas ocasiones también se pueden derivar algunos trámites de la Embajada y funcionar como una delegación de ésta.

Como representaciones de tu país en uno extranjero, ambos tienen determinadas competencias que te permitirán solventar ciertos problemas. Entre ellas está la expedición de pasaportes caducados, extraviados o sustraídos, pero no documentos nacionales de identidad; facilitar información sobre servicios médicos, educativos y legales, prestación de asistencia a detenidos y hacer de intermediarios con el Cónsul de tu país; asistirte en caso de emergencia o catástrofe; prestar servicios de Registro Civil, notariales, legales y remisión de comunicaciones e instancias a organismos españoles y adelantarte en circunstancias excepcionales la cantidad necesaria para una repatriación.

Esperamos que este post haya ayudado a solventar tus dudas sobre lo que pueden y no pueden hacer las Embajadas y Consulados por ti en el extranjero y te mudes tranquilo a tu nuevo país de residencia.

Sobre el autor
Grandes Soluciones es el Blog de Gil Stauffer, empresa dedicada a transporte internacional, mudanzas, guardamuebles y embalajes desde 1905. http://www.gil-stauffer.com/

Dejar Comentario

*

captcha *

Sitio web optimizado por: Posicionamiento en Google
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: Wordpress modo mantenimiento