Se acerca el 31 de Diciembre, una velada muy especial, ya que es la última cena del año y nos gusta celebrarlo en compañía de nuestros seres más queridos.
Si te toca hacer de anfitrión y preparar la cena de Nochevieja, te damos unos consejos para decorar la mesa bien bonita.
1. Los colores
En la decoración de la cena de Fin de Año, tenemos que apostar por algo más sofisticado y recibir el año nuevo como se merece.
Los tonos que más se utilizan para la decoración de esta fecha, suelen ser tonos metálicos como el dorado, plateado y colores como el rojo. Son perfectos para lograr una decoración más festiva y a la vez elegante y sofisticada en Nochevieja.
2. La mantelería
Os aconsejamos utilizar un mantel de tela de color claro como el blanco o el crudo, ya que son un básico que siempre queda elegante y ayuda a realzar los demás elementos decorativos.
Las servilletas tienen que ir a juego con el mantel y, en este caso no hace falta decorarlas con motivos navideños. Podemos ponerles un lazo del color que hayamos elegido para decorar la mesa. Y para acabar, solo hace falta poner las servilletas encima del plato de cada comensal.
3. La vajilla
Como es la última noche del año, es una fantástica ocasión para sacar la vajilla “buena”.
Siempre colocamos un bajo plato de mayor tamaño que el resto de la vajilla para que sirva como adorno y base para poner los platos que vayamos sirviendo durante la cena.
Una vez ya sepamos el menú de la cena, colocaremos los cubiertos necesarios.
4. La cristalería
En esta ocasión un elemento importante para la mesa de Fin de Año, es la cristalería. No pueden faltar las copas para el vino y sobretodo para el champán.
Se deben colocar en la parte superior derecha de los platos y siguiendo un orden de izquierda a derecha (primero vino tinto, vino blanco, champán).
Una vez ya tengamos la mesa preparada y lista, ya podemos poner los elementos decorativos para darle un toque más personal y especial.
Se pueden colocar centros de mesa bonitos, es un recurso que no falla nunca y queda elegante.
Si os decantáis por poner centros de mesa, evitar que sean demasiado altos, ya que impiden la visibilidad de los invitados. Una buena alternativa son los centros a base de velas, flores secas…
Por último, no os olvidéis de los motivos característicos de la noche del 31 de diciembre como son las 12 uvas, confeti, antifaces, sombreros de fiesta y la copa de champán para brindar y desear un muy feliz Año Nuevo.
 ¡GIL STAUFFER os desea un Feliz Año Nuevo!