Decorar con papel pintado es tendencia

Normalmente a la hora de decorar una pared, se opta por la pintura, pero el papel pintado está adquiriendo cada vez más popularidad.
Hoy en día, hay muchas más opciones, los papeles recargados, los que están más a la moda, realistas, los que recuerdan la naturaleza, abstractos, los que imitan a otras texturas…
Una de las ventajas que podemos encontrar con el papel pintado es que es muy versátil, encaja perfectamente en todo tipo de estancias. Puedes empapelar toda la habitación o combinar el papel con la pintura.
Desde aquí queremos exponerte algunos consejos si quieres estar al día con las últimas tendencias y usar el papel pintado en el dormitorio, una de las estancias más importantes en el hogar.
1.- Antes de escoger un diseño u otro, es importante tener en cuenta cuáles son las necesidades de esta estancia y qué efecto quieres conseguir.
Si la habitación es pequeña, lo mejor que puedes hacer es colocar un papel liso y de tonos claritos. Si quieres conseguir un dormitorio acogedor, te recomendamos que cojas papeles pintados cálidos. Tienes que tener en cuenta que si eliges colores más claros, la estancia se verá más luminosa.
Por el contrario, si deseas dar profundidad a tu habitación, te aconsejamos papel de paisajes, pero si lo que pretendes es que se vean paredes más amplias, recomendamos que se use un estampado de rayas verticales en tonos claros.
2.- Haz con el papel pintado un cabecero original
Lo mejor es empapelar la pared que queremos que sea el centro de la estancia en cuestión. Lo más habitual es destacar una única pared y pintar el resto.
Muchas veces optamos por incluir un cabecero que combine con la habitación y luego colocamos un cuadro bonito para que resalte, pero podemos recurrir a otras opciones como forrar esa pared con papel pintado. Lo bueno del papel pintado es que te permite cubrir toda la pared o sólo una parte como tú decidas. Incluso, si ya tienes un cabeceo, puedes empapelarlo y darle un toque original.
3.- ¿Qué diseños son los más y menos recomendables para usarlos en un dormitorio?
Hoy en día, existe una gran variedad de diseños de papel pintado. Muchos pueden quedar bien en un dormitorio, como por ejemplo los que tienen fondos de naturaleza ya que transmiten armonía y paz a la estancia.
Otros diseños que pueden quedar bien en un dormitorio son los que imitan texturas naturales, como madera, piedra… y también son tendencia los estilos clásicos.
Por el contrario, te recomendamos evitar papeles muy recargados, como los estampados brillantes, ya que aunque puede resultar muy bonitos, también cansan a la vista. Además, en estancias como dormitorios no son aconsejables los tonos oscuros, ya que no favorecen el descanso.
4.- ¡Renueva tus muebles!
Otra ventaja del papel pintado, es que no solo puede servirte para darle un aire nuevo a tus paredes, sino que puede ser un buen recurso para renovar tus muebles viejos dándoles una nueva vida forrándolos con papel pintado. Puedes decorar diferentes muebles como armarios, cajoneras, taburetes, cómodas…y además también puedes empapelar el interior de estos muebles, creando un efecto muy bonito. ¡Todo depende de tu imaginación!
5.- Aprovecha los restos de papel
Por último, si te sobra papel pintado una vez empapelada la pared, te recomendamos que no lo tires, ya que con ese trozo sobrante podrás hacer cosas interesantes para seguir con la decoración de tu hogar. Podrás forrar papeleras, carpetas, archivadores…Además, una idea que nos gusta mucho es crear cuadros con el papel pintado sobrante. Para conseguirlos, solo tendrás que recortar el papel y pegarlo en superficies como lienzos, corchos o tablas de madera y luego enmarcarlos.
¡Esperamos que os hayan gustado nuestros consejos y os animéis a utilizar papel pintado!

 

Son consejos ofrecidos por GIL STAUFFER