A punto de comenzar el mes de octubre y ya empezamos a echar de menos nuestro nórdico en la cama.  Es el momento de vestir nuestra cama para el otoño-invierno
a) Fundas Nórdicas:
Son las protagonistas de nuestra cama. Tu habitación puede casi cambiar de estilo según la funda nórdica que pongas: lisas, a cuadros, estampadas. Las hay de todas formas, tejidos tamaños  y precios.

b) Cojines:
Una cama adornada con cojines resulta mucho más confortable y a acogedora. Para invierno recomendamos cojines forrados con telas de más abrigo, como la lana o el terciopelo, reservando los tejidos más frescos, como el lino o la seda, para verano. 

c) Alfombras:
Aportan calidez y dan amplitud a la habitación. En invierno además ayudan a mantener el calor del cuarto. 

 

d) Iluminación:
Trabaja los puntos de luz de tu habitación, los puntos de luz indirectos aportan calidez al ambiente.

Esperamos que te hayan gustado estos pequeños consejos ofrecidos por GIL STAUFFER