20
FEB
2020

Algunas situaciones para plantearse realizar una mudanza

Aunque no queremos nunca que llegue ese momento, una mudanza es algo prácticamente inevitable en nuestras vidas. Hay momentos puntuales que nos empujan a cambiar de domicilio, y con ello, llevar nuestras pertenencias y enseres a nuestra nueva casa.
Aquí os dejamos una selección de “esos momento puntuales”  que pueden propiciar que pensemos en realizar una mudanza. 
1.- Esperas un hijo: Cuando la familia está a punto de crecer, necesitamos  mayor espacio en nuestro hogar y seguramente pensemos en una mudanza a otra casa más grande donde este nuevo hijo pueda crecer de forma más cómoda, además esta comodidad repercutirá en todos los familiares que vivan en el hogar.

2.- Buscar un lugar para jubilarse: La jubilación está asociada a mayor tiempo libre puede dar pie a buscar un lugar relajante y con temperatura agradable para pasar esta etapa de la vida. Las zonas costeras en este caso son las más demandadas a la hora de mudarse para las personas jubiladas.
3.- Una nueva localización de tu trabajo: En ocasiones el cambio a un nuevo trabajo puede obligarte a realizar largos desplazamientos todos los días laborales. O bien, incluso sin cambiar de trabajo, estás cansado de vivir tan lejos de tu trabajo durante años y quieras acortar el trayecto cada mañana. Pues bien, el tema laboral es otro de los motivos principales por el cual nos vemos obligados a embarcarnos en una mudanza de domicilio.
4.- La emancipación: Esta situación es prácticamente inevitable y un día decidimos emprender nuestro vuelo por nuestra cuenta. El complemento a esta situación es la de irnos a vivir con nuestra pareja para emprender una vida en familia. Esta situación es nuestra primera mudanza a nivel personal en nuestra vida.
5.- Sufres una variación de ingresos: Ya sea por que has encontrado un nuevo trabajo en el que ganas más dinero y te embarcas en vivir en una casa mejor que la anterior, o el caso contrario, que te quedes sin trabajo o te bajen el sueldo y necesites ahorrar gastos. Este último caso es motivo casi seguro de mudanza, el precio que pagamos por vivir en un sitio es fijo, y por desgracia, los ingresos que obtenemos no lo son.
6.- Cambias a una casa mejor: Este caso es muy común sobre todo cuando se vive de alquiler, si los problemas tales como humedades, grietas, etc no son solucionados por el arrendador, es muy probable que esta situación concluya en mudanza. O cuando el hogar es nuestro, si no se pueden afrontar los gastos de reforma, lo lógico es buscar otro hogar, por comodidad y seguridad de la familia.
En Gil Stauffer llevamos desde 1905 haciendo mudanzas tanto nacionales como internacionales. Contamos con medios y profesionales con una amplia experiencia.
Si quieres que te ayudemos a hacer tu mudanza y la de los tuyos, no dudes en contactar con nosotros. No dejes de solicitarnos presupuesto.
 
Sobre el autor
Grandes Soluciones es el Blog de Gil Stauffer, empresa dedicada a transporte internacional, mudanzas, guardamuebles y embalajes desde 1905. http://www.gil-stauffer.com/

Dejar Comentario

*

captcha *